Carta a mis futuros hijos

Queridos hijos:


He imaginado muchas veces como sería vuestra cara, vuestro cuerpo, vuestro ser. Hace muchos años, mi madre me dijo que tendría dos hijas (mediante el viejo método de la cadena), así que, inconscientemente os imagino dos y preciosas. Esto también me hace plantearme de qué manera puedo trataros para ser lo más neutra posible en cuestión de género, pero hoy no estoy aquí por eso.


El otro día, en Facebook vi una foto y muchísimos comentarios, donde se argumentaba por qué no deberíais conocer este mundo corrupto y putrefacto, por qué no deberíais nacer (aunque eso no es del todo malo, otros ni siquiera piensan lo que os puede pasar al llegar aquí). En cambio, yo sí quiero conoceros y que conozcáis este mundo, pero para eso necesito contaros toda la verdad, y para esto estoy hoy aquí.


Vivimos en un mundo lleno de banalidades y superficialidad, en donde interesan más las noticias negativas que las positivas, en donde se hace viral la vida privada de un jugador de fútbol, en donde se cuestiona diariamente lo que es un cuerpo real. Vivimos rodeados de mentiras, de juicios, de etiquetas, de fotos retocadas, de miedo (desde muy pequeños lo correcto es contratar múltiples seguros, por si...). Si vais a una escuela "convencional", os enseñarán desde muy temprana edad a callaros, a sentaros, a no decir lo que pensáis, a obedecer y a estudiar automáticamente sin entender la utilidad de lo que aprendéis. Cuando crezcáis, vuestra misión será buscar una pareja estable y un trabajo de 8 horas, con el que poder pagar vuestro coche y vuestra casa, además de muchas otras cosas que os harán creer que necesitáis para vivir.



Muchas personas, dirían que ésto es la realidad, y en esta realidad se basan las personas que dicen que lo mejor es no tener hijos. Si os soy sincera, yo también creo que el mundo está contaminado, pero también creo que esa no es la única realidad que existe, !ni mucho menos!. La mayor verdad que quiero contaros hoy es que la realidad es la que interpreta cada persona. Como madre, me gustaría enseñaros y aprender juntos todas las realidades posibles, para que con libertad y consciencia, elijáis la vuestra.


Este mundo también está lleno de gente que ama, que ayuda, que sueña, que respeta y se respeta, que tolera, que se escucha y arriesga; gente que cree en un mundo mejor. ¡Este mundo también es maravilloso!


Quiero que vayamos a ver juntos muchísimos amaneceres, quiero que plantemos un árbol, que veamos la nieve en invierno, que nademos desnudos en el mar, que juguemos hasta que no podamos más, que riamos, que crezcamos juntos. Quiero quereros con todas mis fuerzas (aunque ya lo hago sin conoceros) y enseñaros a seguir vuestro corazón. Quiero aprender de vuestra fuerza, de vuestra pureza, para juntos hacer un mundo mejor, para que nuestra realidad sea cada vez, más real para más personas. Por favor, venid. Yo mientras tanto, me dedicaré a aprender.



Besos, amor.

D


611 476 113

Calle Moncofar, 5

Onda, 12540- Castellón

  • b-facebook
  • Instagram Black Round